domingo, 18 de diciembre de 2011

Modas.

Algunas modas se van para siempre, otras en cambio vuelven. En estos tiempos están de moda los móviles con wifi, las cafeterías caras, las zapatillas, las sudaderas, los pelos con mechas, la fotografía, los ordenadores grandes y de marcas caras. Todo son modas, algunas se irán, otras volverán y otras en cambio, mejorarán.


Pero la verdad, es que hay una moda que nunca cambia. 
Sí, ese extraño sentimiento que sentimos hacia una persona. Sí, esas ganas locas de verle, de sonreirle, de mirarle fijamente, de decirle todo lo que piensas. Pero sin embargo, en un puto momento, puede desaparecer. Odiarlo lentamente, que no desaparezca de tu mente, que no quieras verle, que ya no quieras escucharle. Que todo lo que te dijo es mentira. Que ya no puedes creerte todo lo que dice. 
Porque ahora solo quieres que desaparezca.



1 comentario:

  1. Me encanta tu blog, lo leo desde hace un tiempo.Acabo de empezar uno con una amiga si tienes tiempo pasate por http://cintasviejasdecassette.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar